Noticias

Noticias

f8ac3f5a3ec4bec995e71a9b3e995174_M

Declaran alerta amarilla en Cali por pandemia de coronavirus

No hay comentarios

Agencia de Noticias Univalle

La profesora de la Escuela de Salud Pública de la Facultad de Salud Lyda Osorio fue designada por el alcalde de Cali Jorge Iván Ospina como epidemióloga de la ciudad. Su labor consistirá en construir la curva epidémica de Cali, una representación gráfica del número de casos de una patología dada en un período. Las curvas epidémicas son útiles porque proveen información acerca de patrón de propagación de la epidemia, casos aislados, tendencia en el tiempo y periodo de exposición y/o incubación de la enfermedad. Esta información es muy importante porque facilitará la toma de decisiones de las autoridades locales.

Tomado de El País

El alcalde de Cali, Jorge Iván Ospina, declaró el estado de alerta amarilla en la capital del Valle del Cauca y anunció nuevas medidas para prevenir aumento de casos de coronavirus.

“Esa alerta amarilla la hacemos para la disposición de recursos y para la orientación de toda la actividad del estado local en términos de intervenir esta crisis. Nos parece fundamental que todo el estado local esté trabajando en relación al asunto”, aseveró el mandatario.

A raíz de esto, señaló, “hemos definido una figura que no existe: el epidemiólogo de la ciudad. Es la única persona autorizada para desarrollar la curva epidémica de este Covid-19 en Cali. Este es un insumo fundamental para podernos preparar y combatir la problemática. Será la doctora Lyda Osorio, quien es una epidemióloga con un doctorado”.

“Hemos solicitado que nuestros secretarios que están en primera línea en la intervención de la problemática, deben dejarnos depositado en sobre, el sustituto en caso de que demanden atención domiciliaria y no puedan prestarle el servicio a la gente”, expuso el mandatario.

“Debemos regular las actividades colectivas. Romper las cadenas de contagio es fundamental y romperlas es impedir que existan reuniones o espacios colectivos. Vamos a restringir las actividades para bares y discotecas durante los próximos diez días”, afirmó.

Ospina acotó que “vamos a decirles que no operen. No porque haya una ley seca, sino porque no podemos tener personas aglomeradas, porque esto es un riesgo. Tiene que ser un cierre de responsabilidad ante una crisis que se avecina”, manifestó Ospina respecto a los bares y discotecas que aún no han anunciado la suspensión de su funcionamiento.

Esta medida también se extiende, según manifestó, para las aglomeraciones en iglesias o cultos religiosos. “Esto no es un cuento, es una realidad. Tenemos que tener capacidades para poderlo resolver”, aseguró.

Según indicó, a partir de esta semana en las estaciones del MÍO habrá alcohol glicerinado para que los ciudadanos se limpien las manos.

Además, dijo, al igual que la semana anterior, que le pedirá a Metrocali aumentar el número de buses en horas pico para evitar aglomeraciones en el sistema.